Noticias‎ > ‎

Las librerías físicas de Amazon definen el futuro

publicado a la‎(s)‎ 28 mar. 2018 7:02 por El Papel Latinoamérica   [ actualizado el 2 abr. 2018 11:25 ]

Para dar un paseo por el futuro de las librerías físicas basta dar un paseo por las tiendas que Amazon tiene en Estados Unidos. En ellas se mezcla tecnología con ambiente tradicional de madera, excelente ubicación, baja densidad de mercancía y surtido definido con la ayuda de la analítica avanzada de ventas y valoraciones de los clientes.

Las tiendas, por otro lado, ofrecen precios especiales a los miembros de su servicio Prime, fortaleciendo su fidelidad.

Los locales no exageran con el número de ejemplares expuestos -típicamente unos 3.000- lo que facilita un visual merchandising más claro y eficaz. Los libros pueden verse de manera frontal y el espacio dedicado a separar cada uno de los títulos proporciona una ayuda en la búsqueda de aquello que se busca.

Lo más interesante es un surtido dinámico que cambia en relación a lo que se solicita online. De esta manera se puede ofrecer una selección de libros más relevante y con mayor posibilidad de venta para el público previsto en la tienda. Para seleccionar los libros a exponer se tiene en cuenta:

-Valoraciones de los clientes online.
-Tiempo de lectura (se obtiene de los dispositivos electrónicos).
-Títulos con un mayor número de reservas y preventas.
-Libros con un mayor nivel de aceptación entre los lectores online.
-Recomendación cruzada de un libro para aquellos interesados en otro basada en analítica de ventas online.

Cuentan también las opiniones y comentarios concretos hechos por otros clientes digitales, los que se reproducen a nivel individual en las estanterías de la tienda proporcionando así una ayuda genuina entre los mismos lectores.

Los libros no están etiquetados con PVP a nivel individual ya que los clientes miembros del servicio Prime disfrutan de suculentos descuentos (25% o más). El segmento de lectura infantil está sobre-dimensionado de manera deliberada para proporcionar posibilidades de interacción que no existen online.

A lo expuesto, Amazon suma una excelente presentación de dispositivos digitales de lectura, asistentes personales vocales y servicios digitales como música y tv. Todo esto transforma a la tienda en un showroom con posibilidades de interacción con el producto y apoyo del personal de venta.