Noticias‎ > ‎

La tecnología no ha podido desplazar a los libros físicos en Colombia

publicado a la‎(s)‎ 20 jul. 2017 10:31 por El Papel Latinoamérica   [ actualizado el 20 jul. 2017 10:31 ]
Enrique González Villa - CCL
Enrique González Villa - CCL

El auge de los dispositivos digitales es un hecho en el mundo y en Colombia en particular. Este boom, sin embargo, no alcanza en este país a los libros digitales, un formato que no acaba de despegar.

La explicación de porqué no se venden libros digitales hay que buscarla en lo poco que leen los colombianos, un promedio de dos libros al año. Si a esto sumamos que uno de esos dos libros se obtiene por préstamo o cesión, tenemos que en promedio se compra sólo un libro por año, un marco que no le permite desarrollarse al libro digital, a lo que hay que agregar, tornando mas complejo el panorama, que muchos lectores prefieren los libros tradicionales (un 97% de los lectores opta por este formato).

Los libros físicos tampoco la tienen fácil porque la piratería también cuenta, con una importante proporción de obras ilegalmente impresas (superaría a las ventas legales en un 25%). Para cuantificar esto, tengamos en cuenta que la industria tiene ventas anuales de $800.000 millones de pesos, generando mas de 5.000 empleos directos. Se incluyen aquí, por supuesto, los textos escolares y religiosos, libros de lectura y para colorear.

“Lo que más duele es la insensibilidad de la gente culta, los profesores saben que cuando el estudiante está utilizando fotocopias está cometiendo un delito, está rompiendo la cadena que comenzó con el escritor”, expresó en una reciente entrevista de la Revista Dinero, Enrique González Villa, directivo de la Cámara Colombiana del Libro (CCL),