Noticias‎ > ‎

Estudio de Staples España revela insatisfacción en oficinistas

publicado a la‎(s)‎ 2 ene. 2019 6:58 por El Papel Latinoamérica   [ actualizado el 2 ene. 2019 6:59 ]

No es alentador conocer que la casi totalidad de los oficinistas españoles (86%) no se encuentra a gusto con su trabajo y un 10% se encuentra buscando otro empleo. Esto es lo que muestra una reciente investigación de Staples España.

Con una rotación altísima entre los empleados menores de 48 años -los que tendrán una media de 11.7 en su trayectoria- los cambios no parecen favorecer la situación ya que un 17% que adquiere un nuevo empleo se siente desilusionado antes de seis meses.

Un dato importante que revela el estudio es la importante conexión entre el espacio de trabajo, la gente que lo ocupa, y su inclinación a permanecer en el mismo. Un 82% de los empleados declara que un lugar de trabajo agradable contribuye a generar deseos de permanencia en él.

“La gran mayoría de la gente pasa más tiempo en la oficina que en casa, por lo que el lugar de trabajo es realmente importante en términos de salud, bienestar y rendimiento de los empleados. Como se desprende de este informe, el 89% quiere sentirse realizado en el trabajo, y el entorno físico y psicológico es fundamental para lograrlo. La forma en que se nos trata (mediante elogios y recompensas en lugar de buscando nuestros fallos), un horario razonable y flexibilidad laboral son esenciales para mejorar la satisfacción en el trabajo”, afirma Cary Cooper, experto en psicología organizacional.

El entorno físico es importante no sólo porque hace que la experiencia laboral sea satisfactoria, sino también porque dice a los empleados: “nos preocupamos por ti”.

Jorge Gallego, Director General de Staples España, agregó que “Nuestro estudio es una prueba de que la oficina como espacio físico desempeña un papel importante en nuestra percepción sobre el trabajo. Conseguir el espacio de oficina adecuado, ya sea con el equipo, el diseño o los materiales adecuados, puede contribuir en gran medida a reducir las molestias cotidianas en el trabajo. Por supuesto, los nuevos artículos de papelería o las nuevas sillas de oficina no son la solución para ayudar a los empleados a sentirse satisfechos. Eso sería demasiado fácil. Pero contribuir a un buen entorno de trabajo es ya un excelente punto de partida. Si en nuestra oficina hay cosas viejas, difíciles de usar, o descuidadas, será normal que, tras un tiempo, los empleados busquen un cambio”.