Noticias‎ > ‎

El éxito de Faber-Castell es un caso de estudio en Harvard

publicado a la‎(s)‎ 21 may. 2018 8:56 por El Papel Latinoamérica   [ actualizado el 21 may. 2018 8:56 ]
Ryan Raffaelli - Harvard Business School
Ryan Raffaelli - Harvard Business School

No es casual que un negocio se desarrolle de manera exitosa por más de doscientos años. Si este es controlado por una familia, como es el caso de Faber-Castell, llama aún más la atención. Por eso es un tema de análisis en la Universidad de Harvard, una de las casas de altos estudios más prestigiosas del mundo.

Ryan Raffaelli, profesor de la Harvard Business School, se ha transformado en un experto en el tema, al que ha investigado por varios años, incluyendo entrevistas con Anton von Faber-Castell, probablemente el CEO más importante de su historia y al que le tocó enfrentar los 50 años de más y mayores cambios en la historia de la empresa.

“Esta compañía ofrece un escenario único para examinar cómo las empresas ya consolidadas sobreviven a las conmociones tecnológicas a lo largo del tiempo”, señala Raffaelli, quien apunta que uno de los pilares del éxito de la empresa alemana es su capacidad de reinventarse cuando se ha enfrentado a innovaciones y a modelos de negocio que amenazaban con desplazarla. Es gracias a lo que este profesor llama “resurgimiento tecnológico’’, de lo que Faber-Castell es uno de los mejores ejemplos, que las empresas son capaces de redefinirse a sí mismas. La empresa de Stein ha sobrevivido enfocándose en encontrar nuevos mercados y aplicaciones para su principal producto: el lápiz, y al mismo tiempo, explorando formas de adoptar gradualmente nuevas tecnologías y mercados.

“En el mundo de hoy, donde las tecnologías pueden ser sustituidas en meses en lugar de años, un ingrediente clave de la reinvención organizacional es la habilidad de adaptarse a las circunstancias cambiantes, abandonando ciertas capacidades que han definido lo que hacemos, pero al mismo tiempo manteniendo la esencia fundamental de quienes somos’’, agregó el académico.